Tecnología: según Ford, con el Control de Crucero Adaptativo se puede lograr un ahorro de tiempo equivalente a una semana

16 septiembre 2018
cca
Este resultado surgió de una investigación realizada en la pista de pruebas de la marca en Detroit junto con la Universidad de Vanderbilt, que demostró que este sistema además de mejorar la seguridad, ayuda a evitar embotellamientos. En nuestro mercado, la Ranger es la única pick up en contar con el ACC.

El Control de Crucero Adaptativo –o ACC por sus siglas en inglés- es uno de los sistemas de asistencia a la conducción más importantes actualmente, brindando un mayor nivel de seguridad al evitar una aproximación peligrosa entre dos vehículos, por lo que algunos organismos como el EuroNCAP ya consideran prácticamente indispensable su incorporación en serie para otorgar la máxima calificación en sus evaluaciones.

Pero además de la seguridad, desde Ford también lo ven como un sistema que podría ayudar a evitar embotellamientos y por consiguiente, ahorrar tiempo –mucho tiempo- a los conductores: según una investigación realizada por la marca, se puede ahorrar hasta una semana al volante.

El estudio, llevado a cabo en la pista de pruebas de la planta de Ford en Detroit junto con investigadores de la Universidad de Vanderbilt, consistió en que 36 conductores simularan el tráfico normal de una ruta utilizando en una primera instancia el ACC y luego realizaran el mismo recorrido sin este dispositivo. La prueba arrojó el siguiente resultado: los vehículos que utilizaron al ACC redujeron el frenado inesperado y peligroso frente a los autos sin la tecnología activada. Incluso, si sólo uno de cada tres vehículos activaba el control de crucero adaptativo, los beneficios de tráfico eran similares.

Como conclusión, aunque los conductores hagan el mejor esfuerzo para manejar correctamente, las reacciones tardías pueden causar un efecto dominó que puede redundar en demoras en el tránsito sin motivo aparente y hasta sumando una semana de manejo innecesariamente.

Al respecto, Dan Work, Profesor de Ingeniería de Vanderbilt, señaló: “Habíamos  experimentado esto en teoría, y verlo en la práctica fue emocionante para nosotros. Los ciudadanos, cuando no estamos prestando atención, empeoramos estos embotellamientos. Con el Control de Crucero Adaptativo demostramos que las tecnologías de asistencia al manejo pueden mejorar nuestras capacidades de conducción”.

En nuestro mercado, la única pick up en equiparlo es la Ranger, que sumó este elemento en la versión Limited desde su última actualización. Mediante los comandos ubicados en el volante, se puede establecer una velocidad deseada junto con la distancia del vehículo que se encuentra adelante y visualizarlo en el instrumental. Hay cuatro ajustes de distancia en función del perfil del conductor, que se representan con barras horizontales en la pantalla: Sport, Normal, Normal x2 y Confort.

Vale recordar que el ACC funciona, en este caso, con un radar situado en la parte frontal de la Ranger y luego de fijar una velocidad y distancia programada, el sistema se encarga de hacer las correcciones necesarias –frenar o acelerar- para mantener una distancia adecuada con respecto al vehículo que circule adelante y funciona en un rango de velocidad entre los 30 y 180 km/h.

Seguinos en Facebook:
Jonathan Romero

publicado por Jonathan Romero Ford el 16 de septiembre de 2018

Deja un comentario

Siempre tratamos de primera para usted: