Test Drive: Nuevo Suzuki Swift GLX CVT

18 septiembre 2018
nuevo suzuki swift
Probamos la cuarta generación del icónico hatchback chico de la marca japonesa. Propone un renovado diseño y plataforma, destacable habitabilidad, mayor seguridad, tecnología y origen nipón, pero con una única mecánica disponible –motor naftero 1.2 de 85 CV con caja automática CVT- de prestaciones algo justas y precio elevado.

Hay autos que forman parte de la esencia y de la identidad de la marca: uno no podría imaginar a Volkswagen sin el Golf, a Subaru sin el Impreza o a Toyota sin el Corolla –por mencionar algunos ejemplos-. Lo mismo sucede con Suzuki, firma a la que los amantes del off-road asociarán a la Vitara y a los que gustan de los autos japoneses, al Swift.

Con distinta repercusión –algunos con gran éxito, otros no tanto-, Suzuki ofrece a nivel mundial un portfolio de productos algo más amplio que en nuestro país, pero los que nunca pueden faltar son ambos modelos que mencionamos anteriormente. En el caso del hatchback, su origen data de mediados a fines de los 80 y con sucesivas generaciones llegó hasta la actual –la cuarta en su ciclo de vida comercial-.

En Argentina, el Swift fue fiel retrato de las diversas etapas por las que atravesó la marca: en los 90 estuvo representada por la importadora Mandataria; en el 2000 pasó a manos de General Motors hasta su salida del mercado; y regresó en 2015 con Indumotora como representante para nuestro país. Desde el año pasado, Indumotora fue adquirida por Inchcape Latam, que oficializó la llegada del New Swift en julio y que nosotros anticipamos un mes atrás (ver nota) cuando la primera unidad comenzó a ser exhibida en el showroom de Avenida del Libertador al 13180 en la localidad bonaerense de Martínez.

Ahora, a pocos meses de su lanzamiento, Inchcape nos cedió una unidad para probarla durante una semana y estas son nuestras apreciaciones:

Diseño exterior:

Dejando de lado la icónica primera generación que hasta hoy sigue despertando suspiros al recordar a los picantes hot-hatch de los 90 (Honda Civic VTi, Daihatsu Charade GTTi, Renault Clio Williams, Peugeot 205 GTi, entre otros), el diseño de la segunda generación del Swift llamó sentó las bases del modelo para las próximas décadas: la tercera fue una continuación de su antecesora, conservando casi todos sus rasgos aunque con mayores dimensiones.

Así llegamos a esta cuarta edición, que si bien no es rupturista, si deja en claro una notable evolución frente al anterior. El New Swift está desarrollado sobre una nueva plataforma, denominada Heartect y es la misma que utiliza su hermano mayor, el Baleno. Por esto mismo, casi todas sus dimensiones crecieron considerablemente: 3.840 mm de largo (vs. 3850 mm), 1.735 mm de ancho (antes 1.695 mm), 1.495 mm de alto (antes 1.510 mm) y 2.450 mm de distancia entre ejes (antes 2.430 mm).

frente-swift

El sector frontal fue reformulado casi por completo, conservando sólo como rasgo de identidad, los faros de estilo vertical, con proyectores y firma luminosa de Led para las DRL (luces de circulación diurna). El protagonismo se lo lleva la enorme parrilla y toma de aire frontal de formato hexagonal, con barras horizontales y el logo de la marca en la parte superior. Los faros antiniebla junto con su marco de color negro, están desplazados hacia los extremos, lo que lo hacen ver más ancho.

suzuki lateral

De perfil mantiene la conocida silueta, que muchos en su momento señalaron cierto parecido con el MINI Cooper, por su parabrisas vertical y el pilar A de color negro continuando la línea de ventanillas, pero ahora luce más estilizado y con algunos cambios. Los pasarruedas son más abultados y desde los faros delanteros hasta los del sector posterior se dibuja una suerte de hombro que le otorga mayor dinamismo y carácter. Las llantas son de 16″ con terminación diamantada y están calzadas con neumáticos Bridgestone Ecopia en medida 185/55 R16.

Mención aparte para el detalle de las ventanillas traseras, donde están disimuladas las manijas de las puertas, acentuando su deportividad, y que a la vez, con un aplique plástico de color negro separan el techo del resto de la carrocería. Nuestra unidad, “vestida” con ese atractivo color Metallic Speedy Blue, contaba con el techo pintado de un tono gris grafito –Metallic Premium Silver-. Esta combinación bicolor se ofrece en 4 de los 8 tonos disponibles y resalta aún más la personalidad del Swift.

puerta trasera swift

El remate posterior es algo más simple, pero acorde a su estilo, en el que se destacan los faros –también con una firma luminosa en forma de C- y una boca de carga algo más alta de lo habitual debido a que el paragolpes trasero aloja al portapatente. Por debajo hay una pequeña tapa ciega, que en otras versiones, como la Sport, es ocupada por el antiniebla trasero.

swift atras

Diseño Interior:

Agradable y en línea con lo que propone el exterior: moderno, pero sin caer en extravagancias, sobrio pero con un toque sport. Así podríamos definir el estilo del interior del Swift, uno de los aspectos en los que más cambió el pequeño hatchback con el recambio generacional.

interior-swift

Como veremos en los siguientes apartados, los dos detalles más llamativos son el instrumental y la pantalla flotante del sistema multimedia, en un tablero en el que conviven los trazos rectos con las circunferencias que dibujan las salidas de aire centrales y los mandos de la climatización.  Los plásticos son rígidos en su totalidad y con una terminación muy brillante –como si estuvieran lustrados con silicona-. Son de muy buena calidad y como es costumbre en la marca, reflejan esmero en las terminaciones y sobre todo en su ensamblaje, pero debería incorporar algunas superficies con plásticos blandos o revestimientos soft-touch. El toque de color lo aportan los apliques plásticos –uno que recorre la plancha frontal y otros en los bordes de los apoyabrazos, de blanco laqueado en contraste con el tono negro que predomina en el habitáculo.

asientos swift

Dejando de lado lo estético, uno de los mayores avances de esta cuarta generación del Swift se da en cuanto a habitabilidad. A pesar de lo que puedan aparentar sus reducidas dimensiones, un minucioso estudio de la ergonomía, sumado a sus dos centímetros más de distancia entre ejes, la habitabilidad es uno de sus atributos, no sólo adelante, sino particularmente en las plazas traseras, donde los pasajeros cuentan con un muy buen espacio para sus rodillas sin tocar los respaldos delanteros, sólo el del medio irá más incómodo, al ser la plaza más angosta y el falso túnel de transmisión, que igualmente no es tan voluminoso.

El mejor aprovechamiento del espacio interior también se refleja en el baúl, que aumentó su capacidad a 242 litros. Si bien sigue siendo chico, es mayor que los ínfimos 211 litros anteriores. Debajo del piso del mismo encontramos una rueda de auxilio temporal, con llanta de chapa. Es una crítica, aunque el buche o hueco donde va atornillada, tampoco admite una del mismo tamaño que las titulares.

baul swift

Instrumental:

El toque sport en el interior lo aporta el instrumental, formado por dos grandes esferas con una vistosa tipografía e iluminación blanca para el tacómetro –con el indicador de temperatura del refrigerante en su interior- y el velocímetro –con el medidor de combustible, también en su interior-. Todos estos relojes son analógicos, complementados por un display a color para la computadora de a bordo (con información sobre consumo promedio, instantáneo, kilometraje parcial/total, hora, temperatura y posición de la selectora). La ambientación deportiva está dada por el marco en símil aluminio e iluminación decorativa, adicional, en color rojo.

instrumental swift

Como es habitual, realizamos las pruebas de error de velocímetro: cuando este instrumento marcaba 100 km/h, la velocidad real era de 97 km/h; a 120 de velocímetro, 117 km/h reales, mientras que a 130 km/h indicados, la velocidad era de 127 km/h, arrojando un error promedio de 2,6%.

Equipamiento:

La dotación de confort mejoró notablemente con respecto a su antecesor, especialmente en cuanto a tecnología, con la enorme pantalla táctil de 10,5” del sistema multimedia como protagonista del tablero. El software fue desarrollado por la firma Basasoft –es por ello que al encenderlo no aparece el logo de la marca- y cuenta con navegador integrado, Bluetooth, Mirrorlink (compatible con Android Auto y Apple CarPlay) y cámara de retroceso (ubicada por encima del portapatente, por lo que apunta bastante hacia abajo). Fácil de operar y de rápida interfaz, pero que carece de USB, un olvido importante, tanto para los que lo utilizan para conectar un pendrive con música como para recargar la batería del celular, que sólo tendrán como alternativa la toma de 12V.

pantalla swift

La lista de ítems de este apartado se completa con climatizador automático con display digital, volante multifunción revestido en cuero, levantavidrios eléctricos –sólo con One Touch down para el conductor-, control de velocidad crucero, cierre centralizado, espejos eléctricos, columna de dirección y butaca del conductor regulable en altura e, infaltable detalle en un auto japonés, apertura del tanque de combustible desde el interior.

pantalla-swift

Considerando que se trata de una única versión, que en otros mercados corresponde a la tope de gama, podemos reclamarle tapizados de cuero, salidas de aire para las plazas traseras, uno o más puertos USB, one touch en las cuatro ventanillas y techo corredizo.

aire swift

Seguridad:

Como buen representante de la marca japonesa, el nuevo Swift presenta una dotación de seguridad de las más completas del segmento, con 6 airbags (frontales, laterales y de cortina), frenos a disco en las cuatro ruedas con ABS, distribución electrónica de frenado (EBD) y asistencia al frenado de urgencia (AFU), control de estabilidad, cinturones inerciales de 3 puntos –con aviso de desabrochado- y apoyacabezas en las 5 plazas, barras de protección laterales en las puertas, anclajes Isofix, luces de circulación diurna (DRL) de Led y faros antiniebla. Sólo podríamos reclamarle el airbag para las rodillas del conductor y algún sistema de asistencia a la conducción, como sí ofrece en Europa.

seguirdad-swift

De acuerdo a las pruebas de EuroNCAP, el hatchback obtuvo una calificación de 4 estrellas, con 88% de protección para ocupante adulto, 75% para ocupante infantil y 69% de protección para peatones. Vale aclarar que la unidad testeada por el organismo de seguridad contaba con el sistema de frenado automático, no disponible en nuestro mercado.

slalom-swift

Motorización, transmisión y comportamiento:

En los últimos productos presentados por Suzuki, la marca viene apostando por una filosofía que dio muy buenos resultados en la competición, pero que en el día a día se traduce también en una notable eficiencia: motores chicos y bajo peso. Ya lo mencionamos hace unos meses atrás en el test del Baleno y también con la New Vitara, no es necesario ser el más potente del segmento para lograr buenas prestaciones –similares a otros competidores de mayor cilindrada y CV-, con consumos realmente bajos y el Swift es otro claro ejemplo de ello.

motor-swift

Impulsado por un motor naftero de cuatro cilindros y 1.2 litros, con tapa de 16 válvulas y distribución variable, que desarrolla 85 CV y un torque de 113 Nm a 4.200 rpm, la única versión disponible en nuestro país se acopla a una transmisión automática CVT con 5 marchas simuladas. ¿Su peso? Apenas 925 kilogramos.

Como es de esperarse, el ámbito preferido del Swift es y sigue siendo la ciudad, donde, merced a sus reducidas dimensiones y a un sistema de dirección asistido eléctricamente, es un auto súper maniobrable, ágil y con un reducido consumo, que según nuestras mediciones llegó a 7,2 l/100km, logrando así una autonomía de 513 kilómetros con su pequeño tanque de 37 litros, nada mal para un uso diario.

aceleracion swift

A la hora de exigirlo a fondo, los 82 CV empiezan a evidenciar sus limitaciones, más allá de contar con un “envase” liviano: en el 0 a 100 km/h, su mejor registro fue de 12,22 segundos, un valor que no sorprende por lo rápido, pero que lo deja en igualdad de condiciones frente a rivales de 100 CV. En aceleraciones repentinas como este caso, la aguja del cuentavueltas se mantiene por encima de las 6.000 rpm, justo antes de la línea roja. El máximo torque, que recién aparece por encima de las 4.000 rpm, junto con el funcionamiento típico de las cajas con variador continuo, hacen que para sacar el mayor provecho del conjunto mecánico en busca de mejores prestaciones, haya que llevarlo a un régimen más alto de lo habitual, especialmente en recuperaciones: de 80 a 120 km/h necesitó 11,09 segundos.

Donde sí se destaca es, como dijimos anteriormente, en eficiencia: a 100 km/h el motor trabaja a un tranquilo régimen de 2.200 rpm, consumiendo apenas 5,4 l/100 km, suficientes para obtener una autonomía de 685 kilómetros. Al aumentar la velocidad, lo hace a un ritmo constante de 100 rpm de diferencia: a 120 km/h gira a 2.300 rpm, con un consumo de 6,5 l/100 km, mientras que a 130 km/h sube a 2.400 rpm, demandando 7,1 l/100 km.

El Swift de los 90 –especialmente su recordada versión GTi- le dio a este hatchback una impronta deportiva que perdura hasta el día de hoy en la mente de los entusiastas de la firma nipona, pero que en esta variante GLX de la cuarta generación se refleja sólo en una cuestión de imagen. Las prestaciones son correctas, pero no asombran. No están mal, pero no son cifras que se condicen con su pasado deportivo. Es una pena que no llegue las versión Sport (con el 1.4 Boosterjet –turbo- de 140 CV) o al menos una opción con caja manual.

dinamica swift

El peso tan contenido y la dirección liviana que tan bien ponderamos en la ciudad, tiene su contrapartida en ruta: su carrocería es bastante sensible a los vientos laterales o al paso de los camiones. No es para alarmarse ni compromete la seguridad del auto, pero ante vientos cruzados conviene agarrar el volante con algo más de firmeza.

El esquema de suspensión es el habitual en el segmento, con sistema McPherson adelante y eje rígido con barra de torsión atrás. El reglaje ofrece un muy buen equilibrio, siendo cómodo en ciudad –ayudado también por los neumáticos que no son de un perfil muy bajo- y adecuado en ruta. Las irregularidades del asfalto no se transmiten en demasía y a la hora de encarar curvas algo más exigido, no evidencia un rolido excesivo de la carrocería, contando además con la asistencia del ESP ante algún exceso por parte del conductor, siempre y cuando se respeten las leyes de la física obviamente.

También como parte de lo que hace a la seguridad del auto, medimos su eficacia en el frenado: para detenerse por completo de 100 km/h a 0 demandó 40,5 metros, un valor correcto, pero que podría haber sido mejor considerando sus cuatro discos y su bajo peso.

frenada swift

Precio:

El precio es, una vez más, el punto más conflictivo para un auto importado. Según la guía de precios oficial de ACARA, el Swift GLX CVT que probamos cuesta U$S 24.000, un valor alto, que lo deja en clara desventaja frente a sus rivales (Hyundai Grand i10 AT,  U$S 18.400 o Kia Picanto EX AT, U$S 18.000, algo más chicos en tamaño. También podríamos mencionar al Honda Fit -$699.000-, que por dimensiones se acerca más al Baleno) y encima, sujeto a la volatilidad del precio del dólar, aunque hay que destacar que Inchcape está ofreciendo algunas bonificaciones para palear la situación. Aún así la recepción del producto por parte del público fue muy buena, habiéndose agotado el stock de unidades en preventa.

Como conclusión general, el Swift nos dejó una muy buena impresión: mejoró en varios puntos frente a su antecesor, particularmente en habitabilidad y seguridad, aunque resignó prestaciones. Es prácticamente imbatible en consumo, pero dejó de lado gran parte de su impronta deportiva y, frente a un precio que queda desfasado incluso con su hermano mayor, el Baleno (en su versión MT cuesta U$S 21.000 y en AT, U$S 23.000), el pequeño hatchback se defiende con su original diseño, la confiabilidad habitual de la marca y su origen japonés, una característica siempre muy valorada por sus usuarios y fanáticos.

A continuación detallamos el cuadro con prestaciones y consumos:

Valores obtenidos con nuestro equipo de medición de performance
Aceleración
0 a 100 km/h12,22 seg206,10 m
0 a 100 m7,68 seg76,65 km/h
0 a 200 m11,77 seg93,88 km/h
0 a 300 m15,22 seg110,80 km/h
0 a 400 m18,46 seg122,30 km/h
0 a 1000 m35,17 seg145,73 km/h
Consumo
VelocidadRégimen motorConsumoAutonomía
a 100 km/h2.200 RPM5,4  l/100km685 km
a 120 km/h2.300 RPM6,5 l/100km566 km
a 130 km/h2.400 RPM7,1 l/100km521 km
Urbano7,2 l/100km513 km
Recuperación de 80 km/h a 120 km/h
Drive11,09 seg

Conclusiones:

Diseño atractivoPrestaciones justas
HabitabilidadAlgunos faltantes de equipamiento
Equipamiento de seguridadAuxilio temporal
Bajos consumosPrecio elevado
ManiobrabilidadUnica versión disponible
Calidad generalSensibilidad a los vientos laterales
Prestigio de la marca
Características Suzuki Swift GLX AT
MotorNafta 4 cilindros
Cilindrada en c-m31,197
Potencia CV/rpm85
Par máximo Nm/rpm113/4.200
Velocidad máxima km/h178
Peso en kg925
Capacidad tanque de combustible en litros37
Capacidad de baúl dm3242
Neumáticos185/55-16
Consumo a 100 km/h5,4 l/100 km
Consumo a 130 km/h7,1 l/100 km
Consumo urbano7,2 l/100 km
Precio en u$s24.000
Garantía3 años 0 100.000 km
Seguinos en Facebook:
Jonathan Romero

publicado por Jonathan Romero Suzuki, Test Drive el 18 de septiembre de 2018

7 Respuestas

  • Comentarios7
  1. Avatar de ALEJANDRO GAGLIARDOALEJANDRO GAGLIARDO dice:

    MOTOR MUY CHICO a un PRECIO MUY ELEVADO!!!!!!….. Prefiero cualquir B+ POR MENOR PRECIO….. (ARGO, 208, POLO, FIESTA, YARIS)

  2. Avatar de MarioMario dice:

    Muy buena mecanica, y falto de elementas prácticos como la rueda auxiliar, ademas el precio lo subieron en exceso, ademas viene solo con caja automatica tendría que tener la opción de caja manual con sexta en fin para comprar este auto hay que recorrer y pensar

  3. Avatar de Luis B.Luis B. dice:

    Ni en dope me lo compro … Es un decepción esta marca porque entra a la argentina subestimándonos, poco y caro …
    Suzuki se hizo muy famoso por su icónico modelo: El Vitara el cual tenía distintas opciones de motorización, entre las mismas un diesel de 115 Hp suministrado por PSA, todavía se ven muchísimos en las calles, salieron excelentes … También comercializaron un auto chico económico (creo recordar que era el Fun) que tuvo éxito debido a su confiabilidad …
    Con las posteriores actualizaciones y cambios, las ventas de esta marca se cayeron meteóricamente, fundamentalmente por los altos precios y falta de opciones de equipamiento y motorización en las Vitaras …
    Al menos son coherentes, siguen igual sin relevar el mercado …
    Conclusión: Seguirá todo igual, ventas muy esporádicas.

  4. Avatar de AgustinAgustin dice:

    Para cuando el test del nuevo vento¡? Lindo el swift! Saludos!!

  5. Avatar de fabianfabian dice:

    muuuy lindo auto, creo que en síntesis su verdadero punto en contra es el PRECIO… apuesta por un segmento inferior al de su costo

  6. Avatar de Juan Pablo LeivaJuan Pablo Leiva dice:

    Es caro OK, el diseño es algo subjetivo, las prestaciones justas , pero no pueden decir que tiene faltantes de equipamiento si viene con caja AT CVT, discos en las 4 ruedas, 6 airbags, y ESP. Es el mas equipado de su gama lejos, incluso autos de segmentos superiores tienen menos equipamiento, o solo 4 airbags o les falta el ESP o siempre en algo escatiman.

  7. Avatar de ALEJANDROALEJANDRO dice:

    esa rueda de auxilio, es mas chica que la de una zanella 110… !!!!!, que feo que debe quedar tener que circular con esa rueda, por mas que sea por un día.

Deja un comentario

Siempre tratamos de primera para usted: